Whooper Detour: El boicot digital de Burger King a McDonalds

Desde siempre hemos sabido que Burger King está enamorado de McDonald’s, pero no es un amor bonito como esos que te venden las ridículas películas románticas, es como un amor “tóxico”  de esos que están de moda.

La situación es que en cada campaña sobresaliente del “rey de las hamburguesas” tiene como objetivo atacar  al payaso de las hamburguesas, o al menos intentar ridiculizarlo para llamar su atención  y generar una campaña basada en la polémica, pues la sangre vende, y nada le gusta más al ser humano, que ver como dos marcas se pelean en redes sociales.

Su amor  es tan grande, que incluso  ha lanzado abiertamente una propuesta para crear en conjunto una hamburguesa llamada, Mc Whopper. con el pretexto de fomentar la paz mundial. Obviamente McDonald’s rechazó la invitación de forma muy diplomática diciendo “Nos encanta la intención, pero pienso que nuestras dos marcas podrían hacer algo más grande para hacer una diferencia” o lo que en mis palabras vendría siendo: “no vamos a darles publicidad gratis“.

Todos estas estrategias de conquista no han logrado que Ronald McDonald se digne a mirarlos con aprobación. Y como cualquier mujer despechada, el rey de las hamburguesas, ha creado un maquiavélico plan para vengarse del desprecio recibido por parte del payaso con medias de franjas rojas con blanco.

Gracias al uso de las geovallas y las nuevas tecnologías, Burger King, ha creado una estrategia de marketing digital tan agresiva que bien podría compararse con el bloqueo económico que el tío SAM le puso a Cuba o la crueldad de tus padres al quitarte el internet o la consola de videojuegos.

¿Pero qué  son las geovallas?

Bueno, en términos simples, es el limite o radio alrededor de un punto. como una especie de frontera virtual que sirve para muchas cosas, entre ellas delimitar una zona y activar una alerta cuando algo pase o entre dentro de ella. Algo así como la zona que abarca tu repartidor de pizzas o el espacio que tiene libre para moverse tu vecino, el que esta bajo libertad condicional.

Resulta que Burger King  dentro de su app para teléfonos, hizo uso de  la geovallas para marcar más de 10 000 puntos de venta de McDonald’s por todo EE. UU. para que cada vez que sus usuarios estuvieran próximos a llegar a la sucursal del payaso, recibieran una alerta  con la suculenta promoción de recibir una  Whopper al precio de un céntimo de dólar. Si no te ha quedado muy claro, te lo muestro en este breve video:

La campaña de boicot a Mc Donalds lleva por nombre Whooper Detour, y estará activa unos cuantos días, pues obviamente habrá muchos comensales que se acerquen a las franquicias del payaso solo para activar la promoción y hacerse de una hamburguesa por tan bajo precio.

Sin duda, una estrategia agresiva, llena de creatividad y crueldad, como la esencia misma del marketing, pero que a pesar de robar las posibles ventas del payaso, sigue manteniéndolo vivo en la mente del consumidor durante toda la campaña.

Start typing and press Enter to search